viernes, 29 de diciembre de 2006

miércoles, 27 de diciembre de 2006

Presentación.

A veces recuerdo mi niñez, recuerdos borrosos, de un niño risueño que pasaba los veranos en un pueblecito perdido de la mano de Dios, al sur de Burgos, allí correteaba por la cascajera, atisbando cada rincón, descubriendo absorto cada detalle, cada gesto de la inmensidad que me rodeaba, y que confluía en pos de un pequeño valle, por el que discurría un alegre y sinuoso cauce de montaña.